Mantenimiento preventivo

¿En qué consiste el mantenimiento preventivo?

El mantenimiento preventivo consiste en la revisión periódica de los buques. Se ocupa de las condiciones operativas, de durabilidad y confiabilidad de un equipo.

Este tipo de mantenimiento nos ayuda en reducir los tiempos que pueden generarse por mantenimiento correctivo.

Aunque el mantenimiento preventivo es considerado valioso para las organizaciones, existen una serie de fallos en la maquinaria o errores humanos a la hora de realizar estos procesos de mantenimiento. El mantenimiento preventivo planificado y la sustitución planificada son dos de las tres políticas disponibles para los ingenieros de mantenimiento.

Algunos de los métodos más habituales para determinar qué procesos de mantenimiento preventivo deben llevarse a cabo, son las recomendaciones de los fabricantes, la legislación vigente, las recomendaciones de expertos y las acciones llevadas a cabo sobre activos similares.

El primer objetivo del mantenimiento es evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran. Las tareas de mantenimiento preventivo incluyen acciones como cambio de piezas desgastadas, cambios de aceites y lubricantes, etc.

El mantenimiento preventivo debe evitar los fallos en el equipo antes de que estos ocurran.

Ventajas del mantenimiento preventivo:

  • Confiabilidad, los equipos operan en mejores condiciones de seguridad, ya que se conoce su estado, y sus condiciones de funcionamiento.
  • Disminución del tiempo muerto, tiempo de parada de equipos/máquinas.

  • Mayor duración, de los equipos e instalaciones.

  • Disminución de existencias en almacén y, por lo tanto sus costos, puesto que se ajustan los repuestos de mayor y menor consumo.

  • Uniformidad en la carga de trabajo para el personal de mantenimiento debido a una programación de actividades.

  • Menor costo de las reparaciones.

  •  
Web design :: ticmedia.es